La colitis es una enfermedad digestiva crónica caracterizada por la inflamación del revestimiento interno del colon. La infección, la pérdida del suministro de sangre en el colon, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la invasión de la pared del colon con colágeno o glóbulos blancos linfocíticos son posibles causas de un colon inflamado.

Diferentes tipos de colitis

Existen muchas formas diferentes de colitis, que incluyen:

  • La colitis ulcerosa
  • Colitis de Crohn
  • Colitis de derivación
  • Colitis isquémica
  • Colitis infecciosa
  • Colitis fulminante
  • Colitis colagenosa
  • Colitis química
  • Colitis microscópica
  • Colitis linfocítica
  • Colitis atípica

Factores de riesgo

  • Perforación (ruptura) del intestino: la perforación intestinal ocurre cuando la inflamación crónica debilita la pared intestinal creando un agujero. Si se forma un agujero, una gran cantidad de bacterias puede derramarse en el abdomen y causar infección.
  • Colitis fulminante: esto incluye el daño del grosor de la pared intestinal. Las contracciones normales de la pared intestinal se detienen temporalmente. Finalmente, el colon pierde tono muscular y comienza a expandirse. Las radiografías del abdomen pueden mostrar gas atrapado dentro de las secciones paralizadas del intestino.
  • Megacolon tóxico: el colon se dilata y pierde su capacidad de contraerse adecuadamente y mover el gas intestinal. La distensión abdominal resultante puede ser grave y los pacientes deben buscar atención médica de inmediato. El objetivo del tratamiento es evitar que el intestino se rompa.
  • Mayor riesgo de cáncer colorrectal: el riesgo de cáncer colorrectal aumenta con la duración y la gravedad de la enfermedad.

Signos de posible colitis

Los signos generales de colitis pueden incluir:

  • Dolor Intenso
  • Ternura en el abdomen
  • Depresión
  • Pérdida de peso rápida
  • Dolores y molestias en las articulaciones.
  • Pérdida de apetito
  • Fatiga
  • Cambios en los hábitos intestinales (aumento de la frecuencia)
  • Fiebre
  • Hinchazón del tejido del colon.
  • Eritema (enrojecimiento) de la superficie del colon.
  • Úlceras en el colon (en la colitis ulcerosa) que pueden sangrar
  • Moco y / o sangre en las heces y sangrado rectal
  • Diarrea, que puede ocurrir, aunque algunas formas de colitis implican estreñimiento, por lo que las deposiciones y las deposiciones pueden parecer normales.

Otros síntomas pueden incluir gases, hinchazón, indigestión, acidez estomacal, enfermedad por reflujo gastroesofágico, calambres, urgencia intestinal y muchos otros dolores incómodos en el sistema gastrointestinal.

Detección

Las pruebas comunes para la colitis incluyen radiografías del colon, análisis de sangre y pus en las heces, sigmoidoscopia y colonoscopia. Las pruebas adicionales incluyen cultivos de heces y análisis de sangre, incluidas las pruebas de química sanguínea. Una tasa alta de sedimentación globular (VSG), una medida del tiempo que tardan los glóbulos rojos en asentarse en una muestra de sangre, es típica de la colitis aguda.

Tratamiento

La ruta del tratamiento depende de la causa de la colitis. Muchos casos requieren poco más que atención sintomática, incluidos líquidos claros para descansar el intestino y medicamentos para controlar el dolor. Los pacientes que se han enfermado gravemente a menudo necesitan líquidos intravenosos y otra intervención.

  • Infección: Las infecciones que causan diarrea y colitis pueden requerir antibióticos, dependiendo de la causa. Las infecciones virales requieren fluidos y tiempo. Algunas infecciones bacterianas, como Salmonella, no necesitan terapia con antibióticos; el cuerpo puede deshacerse de la infección por sí solo. Otras infecciones bacterianas, como Clostridium difficile, requieren tratamiento con antibióticos.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII): Los medicamentos a menudo se usan para controlar la EII. Los medicamentos antiinflamatorios se pueden usar inicialmente y los medicamentos que inhiben el sistema inmunitario se pueden agregar si es necesario. La cirugía puede ser una opción en casos graves, incluida la extracción del colon y el intestino delgado.
  • Colitis isquémica: El tratamiento para la colitis isquémica comienza con líquidos intravenosos para descansar el intestino y prevenir la deshidratación. Si no se restablece el suministro de sangre suficiente, es posible que se necesite cirugía para eliminar las partes del intestino que perdieron el suministro de sangre.
  • Diarrea y dolor abdominal: La diarrea y el dolor abdominal son los síntomas principales de la colitis. El tratamiento inicial en el hogar puede incluir una dieta de líquidos claros durante 24 horas, descanso y Tylenol para el dolor. Si los síntomas se resuelven rápidamente, no se necesitan más cuidados.

Prevención

Muchas personas han descubierto que uno o más de los siguientes alimentos han desencadenado sus síntomas:

  • Alcohol
  • Cafeína
  • Bebidas con gas
  • Productos lácteos (si es intolerante a la lactosa)
  • Frijoles secos, guisantes, legumbres, frutas secas o bayas
  • Frutas con pulpa o semillas.
  • Alimentos que contienen azufre o sulfato
  • Alimentos ricos en fibra (incluidos productos integrales)
  • Salsas picantes y comidas picantes
  • Carnes
  • Nueces y mantequillas de nueces crujientes
  • Palomitas de maíz
  • Productos que contienen sorbitol (goma de mascar y dulces sin azúcar)
  • Verduras crudas
  • Azúcar refinada
  • Semillas