Una encuesta reciente de Gallup informa que el 40 por ciento de los estadounidenses sufren de alguna sensación de ardor en el pecho o garganta, conocido como acidez estomacal, al menos una vez al mes. Estas personas sufren de acidez estomacal crónica o lo que se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Aunque los antiácidos de venta libre y los medicamentos con receta pueden proporcionar un alivio efectivo de los síntomas para los enfermos de acidez estomacal ocasional a moderada, hay más de un millón de personas en este país para quienes ningún medicamento aliviará esta afección.

¿Qué es la ERGE?

La ERGE ocurre cuando los músculos que rodean la válvula entre el esófago y el estómago se debilitan y permiten que el ácido del estómago se filtre hacia arriba y llegue al esófago.

Cuando se debilita, esta válvula puede permitir que el ácido estomacal y los alimentos retornen al esófago, lo que provoca una dolorosa acidez estomacal e indigestión. Los síntomas de la afección pueden incluir una sensación de ardor en el pecho o el abdomen, indigestión, regurgitación, dificultad para dormir después de comer, carraspera o dolor de garganta.

Si no se trata, el reflujo puede provocar problemas respiratorios, ulceración del esófago o incluso cáncer de esófago.

Opciones de tratamiento

Los síntomas crónicos de la ERGE pueden aliviarse con varios procedimientos mínimamente invasivos, como:

Endocinch

El EndoCinch System™, que se parece a una máquina de coser pequeña, se fija al extremo de un endoscopio o tubo flexible estándar. Permite al médico crear pliegues en el tejido blando del esófago y el estómago (llamado esfínter esofágico inferior, o LES) que impiden que el ácido fluya del estómago hacia el esófago. EndoCinch no requiere una incisión y se realiza de forma ambulatoria.

Cirugía videoscópica

Con instrumentos quirúrgicos que se insertan a través de cinco pequeñas incisiones en el abdomen y se guían por imágenes desde el interior del cuerpo, los cirujanos envuelven una porción del estómago alrededor del esfínter esofágico inferior para evitar el flujo de ácido al esófago.

El procedimiento mínimamente invasivo es menos traumático que la cirugía tradicional. En la mayoría de los casos, la cirugía videoscópica reduce las cicatrices y acorta la estadía en el hospital y el tiempo de recuperación.

Cirugía robótica

Una funduplicatura de Belsey Mark IV se puede realizar laparoscópicamente con el robot da Vinci y se asocia con un buen control del reflujo y menos problemas con la deglución.