Los cirujanos del George Washington University Hospital usan procedimientos endoscópicos mínimamente invasivos para enfermedades de los ojos, la nariz y los senos paranasales.

Orbitopatía de Graves

Los pacientes con la enfermedad de Graves a menudo pueden experimentar proptosis o protuberancias en los ojos. Además de las preocupaciones estéticas, los pacientes con la enfermedad de Graves también pueden desarrollar problemas visuales, como queratitis por exposición y compresión del nervio óptico. A menudo, estos problemas pueden mejorarse con una cirugía endoscópica para descompresión orbitaria mínimamente invasiva a través de la nariz y los senos.

Neuropatía óptica por compresión

Los pacientes pueden perder visión a causa de una presión en el nervio óptico provocada por un traumatismo, un tumor nasosinusal u orbital, la enfermedad de Graves o sinusitis crónica. La descompresión endoscópica del nervio óptico a través de la nariz y las cavidades nasales puede aliviar la presión del nervio óptico y, en muchos casos, restablecer la visión del ojo del paciente.

Los tratamientos pueden incluir la extracción de un fragmento de hueso desplazado, la extirpación de un tumor en senos paranasales o un tumor orbital o la apertura de los senos para aliviar la presión del ojo y el nervio óptico.

Absceso orbitario, absceso subperióstico

Los abscesos o las acumulaciones de pus alrededor del ojo, causados por infecciones bacteriales, micóticas o parasitarias en los senos paranasales u ojos, se pueden abrir y drenar a través de la nariz usando un endoscopio e instrumentación quirúrgica mínimamente invasiva. La apertura nasal natural permite que los cirujanos traten estas enfermedades que comprometen la visión con enfoques simples y mínimamente invasivos, que no dejan cicatrices.

Epífora y blefaritis (lagrimeo anormal/excesivo e infecciones del ojo)

A menudo, esta infección es causada por el bloqueo de los lagrimales ubicados junto a la nariz. Los cirujanos corrigen el bloqueo con un enfoque mínimamente invasivo, conocido como dacriocistorrinostomía endoscópica. Este procedimiento puede mejorar la producción normal de lágrimas del ojo al abrir el saco lagrimal hacia la nariz a la vez que corrige los problemas nasales, como un tabique nasal desviado y cornetes nasales grandes (las protuberancias óseas en la nariz que ayudan a humedecer el aire que respira).