Estimulación cerebral profunda

Logotipo del Instituto de Neurociencias de George Washington

La estimulación cerebral profunda (DBS) es un tratamiento aprobado por la FDA para corregir la actividad eléctrica anormal en el cerebro que causa trastornos neurológicos del movimiento, como la enfermedad de Parkinson, la distonía (caracterizada por espasmos musculares) y el temblor esencial (caracterizado por movimientos incontrolables). Para los pacientes que no pueden controlar los síntomas solo con medicamentos, la DBS es más segura y más efectiva que los procedimientos quirúrgicos más antiguos. La colocación específica del dispositivo dentro del cerebro determina los síntomas que alivia.

The GW Medical Faculty Associates

Busque un neurocirujano y programe una cita con The GW Medical Faculty Associates.

Más información

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es causada por la insuficiencia y el deterioro de las células nerviosas en las áreas del cerebro que producen dopamina y controlan el movimiento. Los síntomas de la enfermedad de Parkinson incluyen temblores, músculos rígidos y doloridos, movimiento lento o limitado (bradiquinesia), debilidad en los músculos del rostro y la garganta y dificultad para caminar y mantener el equilibrio. No existe ninguna prueba que se pueda usar para diagnosticar la enfermedad de Parkinson a un individuo. Para determinar el diagnóstico adecuado, el médico revisará su historia médica y realizará un examen neurológico exhaustivo. Se pueden hacer análisis de sangre y una tomografía computarizada para descartar otras afecciones con síntomas similares.

Centro de Enfermedad de Parkinson >

Distonía

La distonía es un trastorno crónico caracterizado por contracciones musculares involuntarias que causan movimientos repetitivos y contorsiones, así como posturas irregulares y anormales. La causa de la distonía está relacionada con un mal funcionamiento del mecanismo neurológico que hace que los músculos se relajen cuando no están en uso. La distonía puede afectar a una persona de cualquier edad. Al igual que con la enfermedad de Parkinson, no existe una sola prueba para diagnosticar la distonía, sino que hay que examinar los síntomas teniendo en cuenta la historia completa del paciente.

Temblor esencial

El temblor esencial es un trastorno nervioso caracterizado por temblores incontrolables en diferentes partes y lados del cuerpo. Los temblores ocurren a menudo en las manos, los brazos, la cabeza, la laringe, la lengua y la barbilla. Se cree que la actividad cerebral anormal que causa el temblor esencial se procesa a través del tálamo, un área profunda del cerebro que coordina y controla la actividad muscular. El temblor esencial ocurre por cuestiones genéticas en el 50 por ciento de los casos. Por lo general, primero afecta a un individuo en edad madura (40 a 50 años) y los síntomas se vuelven más notables con el paso del tiempo. No existe ninguna prueba de laboratorio para diagnosticar el temblor esencial, pero su médico utilizará los síntomas informados y un examen neurológico para diagnosticar su afección de manera adecuada.

¿Cómo funciona la DBS?

La DBS utiliza impulsos eléctricos para estimular un área específica del cerebro, proporcionando un alivio específico de los síntomas para cada una de las afecciones anteriores. La colocación de los electrodos del dispositivo varía según la afección y el individuo para tratar el área que proporcionará al paciente el mayor alivio de los síntomas. Por ejemplo, los electrodos se colocan en el tálamo en pacientes con temblor esencial para controlar su actividad muscular anormal.

El dispositivo tiene dos componentes principales: los electrodos de alambre diminutos que se colocan en el cerebro y un pequeño generador similar a un marcapasos que se implanta en el tórax. La función del generador es crear un campo eléctrico que bloquea las señales eléctricas erráticas del cerebro, aliviando los temblores y otros síntomas asociados con trastornos neurológicos. El dispositivo se puede encender y apagar en cualquier momento sujetando un imán sobre el generador o a través de un control remoto pequeño. Cuando está encendido, el dispositivo envía de 100 a 180 impulsos eléctricos por minuto para estimular un área específica del cerebro. El dispositivo de DBS está programado para proporcionar el nivel adecuado de estimulación para dar el mayor alivio de los síntomas a cada paciente.

Por lo general, la implantación de un dispositivo de DBS requiere dos procedimientos separados, cada uno de los cuales dura unas pocas horas. El uso de técnicas avanzadas de diagnóstico por imágenes ha mejorado significativamente la colocación adecuada de los electrodos en el área del cerebro a tratar. La recuperación suele implicar hospitalización por una noche después de la cirugía.

La estimulación cerebral profunda brinda una opción de tratamiento más segura y efectiva para los pacientes que sufren de enfermedad de Parkinson, temblor esencial y/o distonía. La principal ventaja de la DBS es que no destruye ningún tejido cerebral. La estimulación eléctrica no solo se puede regular, sino que con el uso de cuatro electrodos también permite que el dispositivo afecte a un área mayor y proporcione más probabilidades de alivio. El sistema de DBS proporciona una opción flexible y no permanente que el paciente puede controlar.