Lesiones del labrum de la cadera

El daño o la lesión progresiva del labrum, o el anillo de cartílago que reviste la glena de la articulación de la cadera, puede causar dolor en la cadera o en la ingle, rango de movilidad limitado o bloqueo de la articulación de la cadera. Los médicos ortopédicos tratan a pacientes que sufren una lesión del labrum de la cadera mediante fisioterapia o procedimientos quirúrgicos.

Pinzamiento femoroacetabular (FAI)

El pinzamiento femoroacetabular daña la articulación de la cadera. Se produce como resultado del roce entre huesos de la cadera mal formados, lo cual provoca dolor y disfunción por la fricción. A medida que avanza el FAI, puede provocar osteoartritis.

Lesiones en tendones (desgarro de aductores de cadera)

Los músculos aductores de cadera estabilizan el cuerpo al estar de pie, caminar, correr o saltar. Según la gravedad de su afección, las lesiones o la degeneración por uso excesivo pueden provocar inflamación, dolor en los glúteos o cojera.

Displasia de cadera

Los problemas de desarrollo en la articulación de la cadera pueden producir una luxación total o parcial, denominada displasia de cadera. Por lo general, la displasia de cadera se presenta en bebés o niños pequeños, aunque también se puede presentar en algunos adultos. Los médicos ortopédicos recomiendan el tratamiento según la edad del paciente y la gravedad de la afección.

Pinzamiento subespinal

Pinzamiento se refiere al roce de los huesos, que puede provocar dolor o función limitada. En el pinzamiento subespinal, parte de la columna ubicada debajo del tejido blando profundo de la cadera requiere reparación.

Síndrome de la banda iliotibial

La banda iliotibial trabaja con los músculos del muslo para brindar estabilidad en la articulación de la rodilla. Cuando la banda iliotibial se inflama por uso excesivo, puede provocar dolor inflamación en la rodilla, o un sonido tipo chasquido o crujido.

Síndrome de cadera en resorte

Los músculos o tendones producen un chasquido al deslizarse sobre protuberancias óseas en la cadera. Si bien esta afección puede ser solo una molestia para algunos, también puede provocar dolor o debilidad con el tiempo y requerir tratamiento.