Posponer o prevenir el reemplazo de cadera

El programa de preservación de cadera de The George Washington University Hospital (el único centro de su tipo en el área metropolitana de Washington, D.C.) se centra en ayudar a que los pacientes pospongan, o incluso prevengan, la necesidad de un reemplazo de cadera en el futuro.

El dolor crónico de cadera puede tener un impacto negativo si lleva un estilo de vida activo. Si no se lo trata, los síntomas del dolor de cadera pueden empeorar y hasta causar artritis o la necesidad de hacerse un reemplazo de cadera a una edad temprana.

Nuestro experimentado equipo de especialistas en medicina deportiva ortopédica y médicos cirujanos, fisioterapeutas y radiólogos emplea un abordaje multidisciplinario para diagnosticar enfermedades comunes de las caderas y ofrecerle opciones de tratamiento quirúrgico y no quirúrgico adecuadas para usted. 

¿Está listo para comenzar?

Para programar una cita, llame al 202-715-5655, opción 2.

buscar un médico

Opciones de tratamiento de cadera no quirúrgico

Fisioterapia

  • Ejercicio: su fisioterapeuta supervisará y guará los ejercicios para que mejore la tonicidad y resistencia muscular, así como también para que mejore el control de la cadera durante el movimiento.
  • Análisis de movimiento: su fisioterapeuta analizará los patrones de movimiento comunes relacionados con las actividades diarias y los movimientos específicos del deporte. Puede ofrecerle orientación para mejorar estos patrones y optimizar la postura para aliviar la presión en la cadera.
  • Terapia manual: según su evaluación, el fisioterapeuta puede incluir estiramiento manual o movilización de la articulación para maximizar la movilidad de la cadera y permitir un mayor rango de movimiento sin dolor en las actividades diarias.
  • Punción seca: esta técnica utiliza una aguja de filamento pequeño para tratar los músculos doloridos a fin de aliviar el dolor y los espasmos y mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento. Su fisioterapeuta puede usar esta técnica para ayudarle a reducir el dolor generalizado alrededor de la cadera.

Otros tratamientos no quirúrgicos incluyen técnicas guiadas por ultrasonido:

  • Infiltraciones de cortisona
  • Inyecciones de células madre y plasma rico en plaquetas
  • Infiltraciones en bursa 

Opciones de tratamiento de cadera quirúrgico

Artroscopia de cadera

Una técnica mínimamente invasiva en la que un cirujano hace dos o tres pequeñas incisiones alrededor de la cadera para diagnosticar y tratar distintas afecciones de la cadera usando cámaras de fibra óptica e instrumentos quirúrgicos pequeños. Los procedimientos incluyen:

  • Reconstrucciones y reparaciones artroscópicas del labrum. El labrum es una estructura clave de la cadera que ayuda a dar estabilidad y fluidez a las articulaciones. Con las reparaciones y reconstrucciones del labrum se ayuda a devolver el buen funcionamiento sin una extirpación.
  • Tratamiento artroscópico por pinzamiento de cadera. Un pinzamiento es un contacto de dos huesos dentro de la articulación que provoca lesiones en el labrum y el cartílago. Los cirujanos vuelven a dar forma al hueso para evitar mayores daños y prevenir la posibilidad de sufrir artritis en la cadera más adelante.
  • Reconstrucciones y reparaciones artroscópicas de ligamentos. También puede ser necesario reparar los ligamentos lesionados de la cadera.

Osteotomía de cadera o displasia de cadera

Una osteotomía es un procedimiento donde se corta un hueso. Este tratamiento incluye osteotomías pélvicas, que pueden crear una mejor fuerza de contacto en la cadera, mejorar el funcionamiento y aliviar el dolor. También puede reducir el riesgo de sufrir artritis de cadera más adelante.

Reparaciones y tratamientos abiertos y artroscópicos de tendones

Se trata de un procedimiento quirúrgico que se usa para diagnosticar y tratar afecciones desde dentro de una articulación. Las áreas incluyen:

  • Músculo aductor de cadera (glúteo mediano/menor). Los músculos aductores de cadera ayudan a equilibrar el cuerpo sobre las piernas en cada paso.
  • Músculos isquiotibiales. Ubicados en la parte de atrás de la pierna, los isquiotibiales conectan la pelvis con el hueso de la pierna y lo propulsan hacia adelante al caminar y correr.
  • Iliopsoas. Este músculo se encuentra en la ingle y puede producir un sonido o sensación de chasquido en la cadera. Los cirujanos pueden reducir este "chasquido" con una artroscopia.

Osteotomías rotatorias del fémur

Un procedimiento reservado para una retroversión o anteversión (rotación del hueso) femoral excesiva. Algunos problemas del desarrollo pueden causar que la pierna se tuerza hacia adentro o afuera y, en ciertos casos, los cirujanos deberán corregir el problema con una osteotomía femoral, también conocida como un corte en el hueso.

Fisioterapia posoperatoria de cadera

Los fisioterapeutas del programa de preservación de cadera de GW le guían a través de un programa de rehabiltiación especializado posterior a su cirugía de cadera. Comienza con una cita preoperatoria para analizar sus antecedentes y darle información general integral sobre el programa. Las indicaciones y explicaciones posoperatorias se analizarán en profundidad para maximizar el éxito.

El objetivo principal de la rehabilitación posterior a la cirugía de cadera es la recuperación máxima de la función de la cadera de manera segura y controlada para que pueda volver a sus actividades previas. Los fisioterapeutas del programa de preservación de cadera de GW también dan gran importancia a informarle sobre su enfermedad y enseñarle a controlar la cadera a largo plazo.

Fases de la fisioterapia posoperatoria de cadera

  • Comenzará la terapia la primera semana posterior a su procedimiento, tanto en la clínica como en el agua. El objetivo principal durante esta fase inicial es la recuperación del rango de movimiento, la función muscular y el patrón de marcha mientras se protege la reparación del tejido.
  • La fase siguiente de la terapia incluye la recuperación de la fuerza y el equilibrio mediante el uso de ejercicios funcionales para recuperar el uso normal de la cadera en las actividades y movimientos cotidianos.
  • Las siguientes fases de la terapia apuntarán a la recuperación de las actividades de mayor nivel como yoga, trote, ciclismo y ejercicios específicos de los deportes. Su fisioterapeuta puede analizar plazos según su procedimiento y necesidades particulares, y personalizará esta fase de la terapia según las actividades que usted desee.