George Washington University Hospital se complace en ofrecer tecnología de radioterapia RapidArc, un avance médico importante en oncología de radiación.

Utilizando este nuevo enfoque de emitir radioterapia guiada por imágenes con intensidad modulada (IG-IMRT), los tratamientos que antes tardaban entre 10 y 15 minutos como mínimo ahora pueden completarse en menos de dos minutos sin comprometer la calidad del tratamiento. Para los pacientes que reciben radioterapia a diario durante varias semanas, la diferencia es significativa.

¿Por qué es tan importante la velocidad?

Al ser más rápidos, los tratamientos con RapidArc son más llevaderos para los pacientes ya que no necesitan permanecer quietos por largos períodos de tiempo para evitar movimientos que podrían comprometer la precisión del tratamiento. Al reducir el tiempo necesario para administrar IMRT y otras formas de radioterapia de alta precisión, RapidArc tiene el potencial de mejorar la calidad de la atención y la comodidad del paciente.

RapidArc puede utilizarse en distintos lugares del cuerpo, como en los casos de cáncer de próstata y cáncer de cabeza y cuello. Los planos de RapidArc conforman el haz de tratamiento según la forma del tumor y protegen los tejidos sanos circundantes.

La tecnología

Los tratamientos con RapidArc se administran en un acelerador lineal médico equipado con un sistema de diagnóstico por imágenes kV On-Board Imager™ que utiliza imágenes para guiar la ubicación del paciente y la administración del tratamiento. Durante el tratamiento con RapidArc, la radiación se modela y remodela a medida que se libera de forma continua desde prácticamente todos los ángulos en una revolución de 360 grados alrededor del paciente.

La conformación del haz se lleva a cabo utilizando un importante accesorio denominado colimador de múltiples hojas (MLC), un dispositivo con 120 "hojas" o "dedos" mecánicos controlados por computadora que pueden moverse para crear aberturas de diferentes formas y tamaños. Durante el tratamiento con RapidArc, el software de propiedad exclusiva modifica tres parámetros de manera simultánea: la velocidad de rotación alrededor del paciente, la forma de la abertura del MLC y la velocidad de suministro de la dosis.