La angioplastia y el implante de stent vascular pueden mejorar el flujo de sangre en las arterias y venas del cuerpo. La angioplastia, con o sin implante de stent, se puede utilizar en varias partes del cuerpo para diferentes afecciones:

  • Obstrucción o estrechamiento de la aorta y sus ramas
  • Enfermedad de arteria periférica (PAD), un estrechamiento de las arterias en las piernas, los brazos o la región pélvica
  • Hipertensión renal vascular, un estrechamiento de las arterias que llevan la sangre a los riñones
  • Enfermedad de la arteria carótida, estrechamiento de las arterias cervicales que llevan la sangre al cerebro
  • Estrechamientos venosos que afectan las venas en el pecho o la pelvis
  • Fístulas o injertos de diálisis obstruidos

Definición de angioplastia

Durante una angioplastia, los radiólogos intervencionistas insertan un catéter con punta de balón a través de la piel y lo pasan por la arteria hasta la obstrucción. Cuando el catéter está en su lugar, se inyecta un líquido de contraste en la arteria y se toma un angiograma para visualizar mejor la obstrucción. Luego el balón se infla y desinfla para desobstruir el vaso y aumentar el flujo de sangre en la arteria.

Muchos procedimientos de angioplastia también incluyen la colocación de un stent, un tubo pequeño y flexible de plástico o malla de alambre para dar apoyo a las paredes dañadas de la arteria. Los médicos también pueden usar stents con liberación de fármacos que están recubiertos con un medicamento que se libera lentamente para evitar que el vaso sanguíneo vuelva a estrecharse (reestenosis).

Después de un procedimiento de angioplastia o colocación de stent, se les puede indicar a los pacientes que tomen uno o más medicamentos, como una aspirina o anticoagulante, para evitar la formación de coágulos en el sitio del obstrucción. La mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades normales luego del procedimiento. Es posible que se tenga que repetir una angioplastia si la misma arteria se vuelve a obstruir, esta afección se llama reestenosis.

La angioplastia no revierte la enfermedad subyacente. Es extremadamente importante que los pacientes cambien su estilo de vida, lo que incluye hacer una dieta saludable con bajo contenido de grasas saturadas, hacer ejercicio y no fumar. Las personas que tienen diabetes, hipertensión y/o colesterol alto deben seguir el plan de tratamiento que indiquen sus proveedores de atención médica.