El bloqueo en las trompas de falopio puede ser una causa de infertilidad para muchas mujeres. La recanalización de las trompas de falopio puede ayudar a eliminar el moco o los residuos que estén bloqueando una o ambas trompas de falopio. Si el procedimiento es exitoso, la tasa estimada de concepción es de aproximadamente el 33 %.

Durante el procedimiento de 30 minutos, los radiólogos intervencionistas insertan un catéter desde el cuello uterino hasta la trompa de falopio y liberan la obstrucción. Se inyecta un líquido de contraste para asegurar que no haya un fístula en la trompa de falopio.

No son candidatas para este procedimiento las mujeres con sangrado uterino activo, infecciones pélvicas activas, aquellas a quienes se les ha realizado recientemente una cirugía o que están embarazadas actualmente. Debido a que las trompas de falopio se usan durante la ovulación, los médicos recomiendan que este procedimiento se realice entre los días seis y 11 del ciclo menstrual, que es luego del período menstrual, pero antes de la ovulación.

En unas pocas pacientes, las trompas de falopio pueden volver a obstruirse (ocluirse). En estos casos se debe realizar un procedimiento adicional de seis a 12 meses más tarde.