La cirugía robótica transoral (TORS) es una opción para tratar algunas afecciones de la cabeza y el cuello, incluso algunos tipos de cáncer. En los procedimientos transorales, el cirujano opera a través de la boca del paciente en vez de hacer una incisión larga en la garganta y mandíbula, y así evitar una desfiguración facial y traqueotomía. En el caso de los procedimientos robóticos transolares, el cirujano tiene el beneficio de poder ver una imagen en 3D a medida que la cámara se acerca al campo quirúrgico.

Estas son algunas de las afecciones que se están tratando con cirugía robótica transoral:

  • Cáncer en la base de la lengua y las amígdalas
  • Cáncer en la región supraglótica de la laringe
  • Cáncer de faringe
  • Algunos tumores parafaríngeos/en la base del cráneo
  • Apnea de sueño en ciertos pacientes cuando se necesita extirpar la base de la lengua
  • Ciertos bocios de la tiroides cuando se extienden dentro del mediastino

Con la cirugía robótica los cirujanos de GW Hospital pueden ofrecer procedimientos que antes no eran posibles o que no se podían hacer transoralmente de manera óptima, como cirugías para extirpar tumores en la base de la lengua y tumores parafaríngeos. En comparación con la cirugía abierta tradicional, las ventajas posibles relacionadas con TORS incluyen cirugías sin hacer incisiones, recuperación más rápida, hospitalizaciones más cortas y una mejor preservación de las funciones en términos de deglución y voz. En la mayoría de los casos también se evita la necesidad de hacer una traqueotomía.

GW Hospital también ofrece cirugía microlaríngea láser transoral (TLM) para algunos pacientes con cáncer en la cabeza y cuello.