Logo del Centro de la Columna y el Dolor

 

La fusión espinal con descompresión de las raíces del nervio puede ser la mejor opción para los pacientes que tienen artritis espinal y comprensión de nervios. La fusión puede eliminar el dolor incapacitante en la espalda baja. Los cirujanos que usan la tecnología actual para hacer pequeñas incisiones y realizan la necesaria descompresión de los nervios y la fusión ósea.

Discectomía lumbar microscópica

La discectomía lumbar microscópica es un procedimiento que se puede realizar como cirugía de pacientes ambulatorios o como cirugía con hospitalización de una noche en el hospital. El procedimiento mínimamente invasivo incluye una incisión de 1 pulgadas para que el cirujano puede extirpar el fragmento de disco que causa dolor. Una incisión más pequeña provoca una pérdida de sangre menor, disminuye el dolor postoperatorio y permite una recuperación más rápida.

Fusión intersomática por abordaje lateral mínimamente invasiva (XLIF y DLIF)

Este procedimiento de fusión recientemente desarrollado es para pacientes que tienen trastornos degenerativos de los discos o anormalidades en la estructura vertebral que limitan el movimiento o causan dolor. También se puede aplicar para tratar trastornos donde una vértebra se monta sobre la otra, o cuando la degeneración de los discos pellizca los nervios que salen de la columna vertebral. La XLIF (fusión intersomática por abordaje lateral transpsoas) y la DLIF (fusión intersomática por abordaje lateral directo) usan pequeñas incisiones en el lateral del cuerpo para acceder a la columna, y de este modo solo puede utilizarse para vértebras a las que se llega del lateral. Estos son procedimiento que habitualmente llevan de 60 a 90 minutos. La mayoría de los pacientes se levantan y caminan unas pocas horas después de la cirugía, y algunos pacientes pueden volver al trabajo en unas pocas semanas.

Fusión intersomática lumbar por abordaje posterior mínimamente invasiva (PLIF)

El procedimiento PLIF se utiliza para acceder a la columna vertebral, la segunda región más baja de la columna, justo sobre el sacro, para aliviar el dolor y la incomodidad de las hernias de disco o de la enfermedad degenerativa de disco. El PLIF también se utiliza para volver a poner en su lugar a las vértebras que han perdido su alineación normal. Para la PLIF se hacen dos pequeñas incisiones a cada lado de la parte baja de la espalda para llegar hasta la columna, y normalmente se completa en 3 a 3½ horas. Los pacientes que se han sometido a una PLIF se benefician con tiempos de recuperación y fusión ósea más rápidos, una menor pérdida de sangre durante la cirugía y necesitan menos medicamentos para el dolor luego de la cirugía.

Fusión intersomática lumbar por abordaje transforaminal mínimamente invasiva (TLIF)

La fusión intersomática lumbar por abordaje transforaminal mínimamente invasiva es una técnica utilizada en la espina inferior (lumbar) para tratar hernias de disco, enfermedad degenerativa de disco o vértebras que se han montado unas sobre otras. Se utiliza en pacientes que siguen teniendo problemas luego de que fueran sometidos a procedimientos para el tratamiento de discos llamados laminectomías, mediante los cuales se recorta una parte del hueso de la vértebra llamada lámina. La TLIF también se puede aplicar para tratar lesiones de la columna vertebral y un trastorno llamado pseudoartrosis. El nombre hace referencia a una "falsa articulación" que es provocada por un error congénito, o un procedimiento de fusión fallido. "Transforaminal" se refiere al foramen, que es la apertura de la vértebra a través de la cual pasa el nervio raquídeo y sale de la columna vertebral. En el caso de la TLIF, se realiza una incisión para tener acceso a la columna, a unas pocas pulgadas de distancia de la parte media de la espalda. Comparada con la cirugías abiertas, la TLIF causa menos pérdidas de sangre durante la cirugía, y la hospitalización es más corta, además, son necesarios menos medicamentos narcóticos para aliviar el dolor después de la cirugía. La TLIF normalmente se realiza en 2½ horas.

Fusión torácica posterior mínimamente invasiva

La fusión torácica posterior mínimamente invasiva se realiza en la región lumbar (espalda baja) y en la región de la columna ubicada justo por encima de la región lumbar, llamada columna torácica. El procedimiento se utiliza para tratar lesiones o deformidades, tumores e infecciones de la columna vertebral. Las cirugías abiertas de la columna vertebral torácica son difíciles y pueden causar complicaciones, por eso se prefieren los enfoques mínimamente invasivos cuando es posible utilizarlos. El enfoque torácico posterior utiliza una incisión en la mitad de la espalda, requiere diagnóstico mediante rayos X y monitorización para ayudar a ubicar los instrumentos en el lugar correcto. Los músculos de esta área de la espalda también son de mayor tamaño que en la espina inferior y deben abrirse con retractores. Este procedimiento puede llevar 3 horas o más, según la complejidad del trastorno espinal.

Cirugía para escoliosis y cifosis

La escoliosis es el trastorno que causa curvaturas espinales laterales o de lado a lado. En los rayos X, la columna vertebral de un paciente con escoliosis se ve con forma de "S" o "C" y no de una línea recta. Una columna vertebral normal se curva suavemente hacia atrás (cifosis) en la parte superior de la espalda y suavemente hacia adentro en la parte inferior (lordosis). Algunos de los huesos de una columna vertebral con escoliosis pueden estar también ligeramente rotados, lo que provoca una diferencia en la altura del hombro de la persona cuando está parada, una prominencia en un lugar de la parte de atrás del pecho (tórax) o una prominencia en la parte inferior de la espalda cuando está parada o inclinada. El grado de escoliosis puede variar de leve a grave.

Los avances recientes en cirugía han permitido que los cirujanos usen técnicas mínimamente invasivas para realizar una cirugía de escoliosis. La cirugía toracoscópica asistida por video (VATS) consiste en el uso de un toracoscopio junto con una pequeña cámara de video. La cámara se introduce en el cuerpo a través de pequeñas incisiones de 1 a 4 pulgadas o menos y permite que el cirujano realice una fusión espinal desde la parte frontal de la columna vertebral. La VATS causa menos pérdida de sangre que la cirugía de escoliosis tradicional, para la que se debe realizar una incisión de 6 a 8 pulgadas, provoca menos incomodidad postoperatoria y menos cicatrices.

Controlar el dolor

El Centro de dolor de GW ayuda a la gente que vive con dolor agudo, subagudo o crónico, especialmente el dolor dorsal. El centro ofrece servicios de evaluación, tratamiento y seguimiento para varias afecciones que causan dolor