Logotipo del centro de columna y dolor

Los pacientes pueden ser tratados mediante el uso de dispositivos implantables para el control del dolor. Estos incluyen estimuladores de columna dorsal y dispositivos implantables como bombas intratecales.

Neuroablación por radiofrecuencia

Una neuroablación por radiofrecuencia utiliza calor para cauterizar los nervios y reducir el dolor proveniente de las articulaciones facetarias del cuello o la columna vertebral.

Estimulación de la médula espinal

Este procedimiento coloca dos electrodos en el espacio epidural para estimular eléctricamente la médula espinal para bloquear la transmisión del dolor. Esta técnica es efectiva para el dolor persistente de extremidades (brazo, pierna), dolor relacionado con los nervios, ciertos tipos de dolor lumbar, casos específicos de dolor abdominal y otros casos resistentes de dolor de etiología multifactorial.

Suministro intratecal de medicamentos

Desarrollados inicialmente para administrar medicamentos directamente en el canal espinal de pacientes con cáncer, los catéteres intratecales proporcionan un sistema para administrar narcóticos y otros agentes a dosis mucho más bajas que las requeridas por vía oral o intravenosa. Antes de la implantación de un sistema permanente, un procedimiento de prueba determina la efectividad de este método de entrega.

Terapia de infusión

La administración intravenosa de anestésicos locales (ketamina, lidocaína) y otros medicamentos puede ser útil para tratar el dolor neuropático. Estudios recientes han aclarado el papel de estos medicamentos, particularmente para pacientes que no han tenido éxito con otras modalidades de tratamiento. Esta terapia generalmente se realiza en el transcurso de varios días en un entorno monitoreado.

Manejando su dolor

El GW Pain Center ayuda a las personas que viven con dolor agudo, subagudo o crónico, especialmente el dolor relacionado con la columna vertebral total. El Centro ofrece evaluación, tratamiento y seguimiento para una amplia gama de condiciones de dolor.