Cada día, unas 13 personas mueren mientras están en espera de un trasplante de riñón, según la National Kidney Foundation. Elegir ser donante es una decisión muy importante que puede salvar vidas. El Instituto de Trasplantes de GW ofrece trasplantes de donantes vivos, donde una persona sana dona uno de sus riñones.

Beneficios de una donación en vida

Los pacientes para trasplante que reciben un riñón de un donante vivo suelen pasar menos tiempo en la lista de espera y pueden mostrar mejores resultados:

  • Un tiempo de recuperación más rápido
  • Menor posibilidad de que el cuerpo del receptor rechace el órgano
  • El órgano puede funcionar por más tiempo en comparación con los trasplantes de donantes fallecidos
  • Puede reducir el tiempo de diálisis
  • Menor riesgo de efectos secundarios nocivos como enfermedad ósea, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular

¿Quiere ser un donante vivo?

Descargue y complete el cuestionario médico y conductual sobre riñón y donantes vivos y envíelo por email a Caitlin.cocopardo@gwu-hospital.com.

Obtener el Cuestionario (PDF)

Un representante del Instituto de Trasplantes de GW se pondrá en contacto con usted para programar una cita.

Proceso y evaluación de un donante vivo

En The George Washington University Hospital, el equipo de trasplante de riñón entrevista a posibles donantes vivos y realiza exámenes físicos.

Cuando un posible donante contacta a nuestro coordinador de donación en vivo, realizamos un examen preventivo de salud por teléfono para determinar si tiene problemas obvios que pueden impedir la donación del riñón. El donante luego se somete a estudios de laboratorio para confirmar el tipo de sangre y determinar la suficiencia de su función renal. Si estos resultados son aceptables, programaremos la evaluación médica del donante. Después de esto, el equipo determinará si un individuo es buen candidato para ser donante vivo.

Durante un procedimiento de trasplante, los cirujanos adoptan un método laparoscópico para extirpar el riñón del donante vivo a través de una pequeña incisión debajo del ombligo. Este enfoque mínimamente invasivo puede reducir el tiempo de hospitalización y el dolor. El seguro del receptor cubre todos los gastos asociados con la donación de riñón en vida. Habitualmente, no existe ninguna compensación para el donante por el tiempo de inactividad en el trabajo o los costos incurridos por traslados hacia y desde el centro.

Nos ocupamos de las desigualdades en temas de salud en nuestra comunidad

Según la Organ Procurement and Transplantation Network, más del 80 por ciento de los pacientes que esperan un riñón en el área de Washington DC pertenece a una minoría. The George Washington University Hospital se asoció con el Minority Organ Tissue Transplant Education Program (MOTTEP) nacional para abordar esta desigualdad en la salud y reducir el índice de pacientes procedentes de minorías étnicas que necesitan un trasplante en Estados Unidos.

El MOTTEP nacional, establecido en 1991 por el Dr. Clive Callender, tiene programas comunitarios que se centran en formar vínculos y fortalecer la concientización de la comunidad sobre el trasplante de órganos en poblaciones de minorías de Washington DC y áreas circundantes. MOTTEP también promueve un estilo de vida saludable para prevenir enfermedades renales crónicas.