Litotricia extracorpórea por ondas de choque (ESWL)

Un cálculo renal es un material sólido que se forma en el riñón. Dependiendo del tamaño, un cálculo puede pasar desapercibido o atascarse en el tracto urinario, bloqueando el flujo de orina y causando un dolor intenso o sangrado.

Los cálculos renales son uno de los trastornos más comunes en el tracto urinario. En los Estados Unidos, más de un millón de personas visitan a proveedores de atención médica cada año y más de 300,000 personas acuden a salas de emergencias por problemas de cálculos renales según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales.

Los urólogos de GW usan varias técnicas mínimamente invasivas cuando los cálculos son grandes o no pueden pasar fácilmente.

La litotricia extracorpórea por ondas de choque (ESWL) usa ultrasonido de alta frecuencia emitido desde fuera del cuerpo para destruir los cálculos y convertirlos en un material tipo polvo que puede pasar con facilidad. ESWL es un importante avance para tratar los cálculos renales.

Los cálculos más grandes, incluso si se destruyen, crean demasiados desechos como para pasar por el uréter. En este caso, los cirujanos urológicos de GW Hospital usan un procedimiento llamado nefrostolitotomía percutánea, donde se insertan instrumentos endoscópicos en la espalda para acceder a los riñones del paciente. Los cálculos luego se destruyen con láser u otras herramientas y se extraen.