Si una cirugía para la pérdida de peso es la mejor opción para usted, su cirujano lo derivará para que se haga exámenes y análisis preoperatorios. Es posible que se le pida que deje de fumar o tomar alcohol hasta un mes antes de la cirugía. Además puede que le indiquen dejar de tomar aspirinas o medicamentos para la artritis ya que pueden disminuir la coagulación de la sangre.

Le recomendamos hablar con su médico sobre las opciones de donación de sangre por si necesitara una transfusión de sangre. Su cirujano podría recomendarle que done su propia sangre con algunas semanas de anticipación.

También se le pedirá que tome una clase de educación preoperatoria y que recorra la unidad antes de la cirugía.

Podcast: comprender la cirugía para la pérdida de peso

Khashayar Vaziri, MD, analiza los dos tipos de cirugía para la pérdida de peso que ofrece GW Hospital (bypass gástrico laparoscópico y gastrectomía en manga laparascópica). Ambos procedimientos son mínimamente invasivos y la recuperación del paciente es más rápida y menos dolorosa que con las técnicas quirúrgicas antiguas.

Escuchar el podcast

Hospitalización

GW Hospital cuenta con una Unidad bariátrica exclusiva para pacientes que se hacen procedimientos quirúrgicos para perder peso. Las habitaciones para los pacientes se equiparon pensando en los pacientes más grandes, así que las camas y sillas son cómodas para la mayoría de la gente. El personal de enfermería trabaja estrechamente con los médicos y está capacitado para atender a pacientes que se están recuperando de una cirugía para la pérdida de peso.

Postoperatorio

Durante su hospitalización se lo controlará minuciosamente. Para ayudarle a controlar el dolor, tendrá acceso a máquinas de anestesia especiales con las que podrá autoadministrarse medicamentos para el dolor hasta que pueda tomar analgésicos orales.

Es posible que le recomienden hacer ejercicios posoperatorios para las piernas y/o usar un dispositivo de compresión para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos y mejorar la circulación. Su médico probablemente le recomiende pararse y caminar lo antes posible para ayudar a su circulación.

Después de la cirugía, comenzará con una dieta líquida y luego pasará a comer alimentos triturados, blandos y regulares, según las indicaciones de su médico. Su progreso individual determinará la duración necesaria de cada fase de la dieta.

Su cirujano hablará con usted sobre el plan posoperatorio, que es fundamental para el mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo. Puede que lo deriven a un nutricionista, programa de ejercicios, psicoterapeuta y/o grupos de apoyo.

Los pacientes en general se quedan en el hospital entre dos y cuatro días.

Después de la cirugía

Después de una cirugía para la pérdida de peso, se reduce significativamente la cantidad de comida que puede ingerir antes de sentirse lleno. Puede que su médico le recomiende comer varias comidas pequeñas (ocho a diez) al día para asegurarse de que reciba los nutrientes necesarios. La mayoría de los pacientes sufre alguna dificultad para tolerar las carnes rojas, pollo y dulces después de la cirugía. Durante los primeros tres a siete meses de una reducción en la ingesta de comidas, algunos pacientes sufren náuseas, vómitos, intolerancia a los alimentos, cambios en las evacuaciones intestinales, constipación, pérdida de cabello transitoria y pérdida de masa muscular. Casi todos los pacientes en general comienzan a sentirse mucho mejor cuando mejoran su ingesta de alimentos (6 a 12 meses).

Después de muchos meses de perder peso, es posible que tenga exceso de piel que no se contrajo durante la pérdida de peso. Una vez que su cuerpo se ha estabilizado después de 12 a 18 meses, puede hablar con su cirujano sobre hacerse una cirugía plástica o cosmética para corregir este problema.

Podcast: Cirugía plástica: más allá de la cosmética

Praful Ramineni, MD, analiza la gran amplitud de la cirugía plástica, la cual va más allá de lo que uno típicamente conoce del campo, tal como cirugías de hernias complejas, cuidado de heridas, reconstrucción oncológica, eliminación de exceso de piel en pacientes que han perdido mucho peso y reducción de mamas. El Dr. Ramineni explica cómo muchos de estos procedimientos están cubiertos por el seguro y el proceso por el cual se aprueba el criterio.

Escuchar el podcast