"Tengo esperanza por el futuro"

19 de septiembre de 2018
Health News de GW - Tengo esperanza por el futuro

Mark Swartz es el primer paciente en GW Hospital en recibir un dispositivo de asistencia de ventrículo izquierdo (LVAD, por sus siglas en inglés), una bomba mecánica que mantiene a su corazón en funcionamiento mientras espera un trasplante de corazón.

Jonathan S. Reiner, MD,La travesía médica de Mark comenzó en septiembre de 2017, cuando sufrió un ataque cardíaco en el gimnasio. Los paramédicos lo trasladaron de inmediato a la sala de emergencias del GW Hospital, donde fue tratado por el equipo de emergencia del hospital, incluyendo a Jonathan S. Reiner, MD, director del laboratorio de cateterismo cardíaco. "El Dr. Reiner salvó mi vida ese día", cuenta Mark.

El próximo gran paso era la recuperación. "Pensé que en unas pocas semanas o meses, regresaría a la normalidad", recuerda Mark, pero problemas como la dificultad para respirar afectaban su vida diaria. "Simplemente no mejoraba", cuenta.

Para pacientes como Mark, el daño de un ataque cardíaco puede llevar a una falla cardíaca, que ocurre cuando el corazón no es lo suficientemente fuerte para bombear sangre de manera eficiente a través del cuerpo. Para obtener atención especializada que ayudara a tratar este problema médico, el Dr. Reiner le presentó a Mark a Gurusher Panjrath, MD, director del programa de insuficiencia cardíaca y apoyo circulatorio mecánico de GW Hospital.

Juntos, el Dr. Panjrath y Mark conversaron acerca de objetivos y opciones de tratamiento. Decidieron que el mejor camino a seguir sería un implante LVAD como un "puente" hacia el trasplante de corazón, por lo que Mark se sometió a un procedimiento de implante realizado por los cirujanos VAD Anthony Rongione, MD, director quirúrgico del programa VAD, y Elizabeth Pocock, MD. Mientras Mark espera por un donante, la bomba mecánica asiste a su corazón, para que pueda estar más activo y disfrute de una mejor calidad de vida. Las personas que tienen una bomba cardíaca como puente tienden a sentirse mejor con la cirugía de trasplante, dice el Dr. Panjrath.

Mark no sabe cuándo podría estar disponible un donante de corazón, pero está esperanzado y se mantiene enfocado en hacerse más fuerte. Amoldarse a la vida con un implante LVAD es una adaptación, cuenta. Un cable que sale de la bomba va a través de su piel hacia una batería y un sistema de control que el usa en una bolsa en su cadera. "Lo llevo siempre conmigo", cuenta.

Da crédito a su familia y al equipo médico por ayudarle a atravesar la cirugía de implante y el desafío de la recuperación que siguió. "Si no tuviera a mi familia, no sé cómo podría haber hecho esto, y las enfermeras de la UCI cardíaca fueron sencillamente excepcionales", recuerda Mark. "Tienen tanta experiencia, se preocupan tanto".

Hoy día, Mark sigue confiando en el apoyo del Dr. Panjrath y de ​​​​​​​Erin Breen, RN, CCRN, coordinadora de dispositivos de asistencia ventricular/especialista en insuficiencia cardíaca, que lo atiende regularmente para controlar su dispositivo y su atención. "Mark reconoció sus síntomas de manera temprana y comenzó a hablar sobre las opciones de tratamiento y sobre lo que era importante para el", dice Dr. Panjrath sobre la decisión de Mark de someterse a LVAD. Esta terapia puede ayudarle a regresar a las actividades cotidianas que son importantes para él, como ir al gimnasio.

Además de sentirse más fuerte a nivel físico, Mark se siente más fuerte a nivel mental. Está feliz de regresar a su rutina con el apoyo de su familia y del equipo de GW Hospital. "Me han dado la oportunidad de extender mi vida y de tener una buena calidad de vida", dice.

Sólida atención cardiológica en GW Hospital

La incorporación del LVAD a GW Hospital aumenta las opciones de tratamiento para pacientes con insuficiencia cardíaca. Mientras que algunos pacientes reciben el dispositivo como un puente hacia el trasplante de corazón, LVAD también puede recomendarse como una forma de prolongar y mejorar la calidad de vida para pacientes que no son candidatos al trasplante. Las personas diagnosticadas con insuficiencia cardíaca por lo general enfrentan desafíos médicos múltiples, y un equipo multidisciplinario brinda un tratamiento integral.

El Centro de Cirugía Cardíaca de GW ofrece varios servicios de diagnóstico de avanzada y tratamiento para pacientes con enfermedad cardíaca y trastornos vasculares. Estos incluyen cateterismo cardíaco, herramientas de intervención como balones y stents para tratar obstrucciones en los vasos, y atención especializada para trastornos del ritmo cardíaco y cirugía cardíaca, que incluye cirugía de bypass de la arteria coronaria.

Gurusher Panjrath, MDErin Breen, RN, CCRNAnthony Rongione, MD

De izquiera a derecha : Gurusher Panjrath, MD | Elizabeth Pocock, MD | Anthony Rongione, MD

Conozca más sobre la atención cardiológica de GW Hospital >