"Reescribieron mi futuro" - Lauren Levinson

17 de octubre de 2018
Revista Health News de GW - Verano/otoño 2018 - Reescribieron mi futuro

Días antes de saber que estaba embarazada de su segunda hija, Lauren Levinson supo que tenía mutación de BRCA 1, una alteración genética que la hace de tres a siete veces más propensa a desarrollar cáncer de mama en su vida.*

A la mamá de Lauren le habían diagnosticado por segunda vez cáncer de mama hacía poco tiempo, por eso Lauren decidió hacerse la prueba. "Desde fines de 2013 hasta el principio de 2014 fue una época de diversas emociones", dice. "Tuve que estar atenta al cuidado de mi mamá, mientras procesaba mi propio riesgo de tener cáncer, y llevar adelante un embarazo saludable".

Decidida a tener un plan para su futuro y comprender sus opciones, Lauren se reunió con la asesora en genética certificada por junta Elizabeth Stark, MS, CGC, en GW Hospital. Lauren dice que "sabía muy bien que las probabilidades no mejoraban con el tiempo", entonces en marzo de 2017, a los 38 años de edad, optó por hacerse una mastectomía bilateral profiláctica preventiva y una cirugía reconstructiva de colgajo DIEP con la jefa de cirugía de mamas Christine Teal, MD, y Teresa Buescher, MD, cirujana plástica certificada por junta.

Se destacó el compromiso inquebrantable de sus médicos con el futuro de su salud y felicidad. "Me hizo sentir muy segura saber que la Dra. Teal y la Dra. Buescher estaban tan enfocadas en los resultados a largo plazo como yo", dice. "Me preocupaba cómo sería una reconstrucción tan grande, y estas médicas y sus equipos hicieron un trabajo excelente".

La Dra. Buescher explica que la reconstrucción de colgajo DIEP de Lauren incluyó el trasplante de tejido de su abdomen para reconstruir nuevas mamas. "Lo bueno es que se usa el tejido propio para hacer la reconstrucción permanente. Es cómodo, y una vez que está listo, se termina todo", dice la Dra. Buescher.

"Mis hijas me abrazan todo el tiempo, y me sentía nerviosa porque ellas podrían sentirse avergonzadas o sentir que su mamá no era la misma", recuerda Lauren. Dice que un momento decisivo para ella fue cuando se dio cuenta de que sus hijas no notaban la diferencia.

"Con una cirugía larga y complicada, mis probabilidades de tener cáncer de mama se redujeron un 90 por ciento,** y tengo dos mamas sanas que parecen y se sienten como las de antes", dijo Lauren. "Mi equipo de GW reescribió mi futuro, y les estaré por siempre agradecida por su experiencia y apoyo".

Conozca más sobre la cirugía de mamas en GW Hospital >

*Breastcancer.org, breastcancer.org/symptoms/testing/genetic/pos_results
**Instituto Nacional del Cáncer, www.cancer.gov/types/breast/risk-reducing-surgery-fact-sheet