Centro de Cuidado de Heridas y Preservación de Extremidades

Cuidado de heridas en GW Hospital

Mientras que la mayoría de las heridas se cura con el tiempo, millones de estadounidenses sufren de heridas crónicas que no se curan, que afectan de manera negativa su vida.

El Centro de Cuidado de Heridas y Preservación de Extremidades de The George Washington University Hospital ayuda a los pacientes a sentir alivio mediante el uso de muchas de las últimas técnicas de curación de heridas. A través de una intervención temprana y un tratamiento adecuado, los médicos del centro pueden ayudar a eliminar el dolor, prevenir desfiguraciones e impedir que los pacientes se sometan a una cirugía mayor que podría implicar la amputación de una extremidad.

Los médicos del Centro de Cuidado de Heridas y Preservación de Extremidades de The George Washington University Hospital se centran en curar heridas agudas y crónicas para ayudar a prevenir la pérdida de extremidades. Ejercen según el lema "Curamos al paciente, no solo a las heridas". Esto significa que los médicos trabajan para comprender completamente las causas complejas y superpuestas de una herida y comenzar tratamientos que curen y reduzcan las probabilidades de una infección.

Los médicos del centro incluyen expertos en la evaluación de pacientes de diversas áreas, como enfermedades vasculares, podiatría, reumatología, cirugía plástica, enfermedades infecciosas, cardiología, problemas renales, ortopedia y cuidado de heridas. El personal del centro trabaja estrechamente con el médico de atención primaria de cada paciente, la familia y otros servicios de apoyo para brindar la mejor atención posible.

Heridas comunes

Los especialistas del Centro de Cuidado de Heridas y Preservación de Extremidades tratan estas afecciones:

  • Úlceras arteriales de las extremidades inferiores, pie y tobillo
  • Heridas en el pecho y la espalda
  • Quemaduras, heridas posteriores a la radiación
  • Úlceras venosas crónicas o insuficiencia venosa
  • Úlceras diabéticas en el pie
  • Gangrena seca
  • Traumas en pies y tobillos, lesiones y heridas infectadas
  • Heridas abdominales por un bypass gástrico
  • Heridas por linfedema
  • Heridas quirúrgicas que no sanan, heridas por ostomía
  • Úlceras por presión
  • Pioderma gangrenoso
  • Heridas por infecciones óseas resistentes/osteomielitis refractaria
  • Úlceras de célula falciforme
  • Heridas por traumatismos deportivos

Opciones de tratamiento

Oxigenoterapia hiperbárica

Todas las heridas requieren oxígeno para sanar, pero cuando los pacientes tienen una circulación sanguínea inadecuada, la cantidad de oxígeno que llega a su herida puede ser insuficiente para promover la curación. La oxigenoterapia hiperbárica (HBOT) es un método de tratamiento por la cual los pacientes reciben las cantidades necesarias de oxígeno para curar sus heridas.

Técnicas para mejorar el suministro de sangre

Los médicos pueden llevar a cabo procedimientos mínimamente invasivos con catéter y usar balones, stents u otros dispositivos para restablecer el flujo sanguíneo a las piernas.

En algunos casos, los cirujanos deben operar de la manera tradicional para bordear el bloqueo mediante un bypass. El bypass coronario en la pierna es similar a la cirugía de bypass de la arteria coronaria, ya que implica el uso de un injerto o una porción de la vena del paciente extraída de otra parte del cuerpo para conectar los vasos sanguíneos sanos y evitar una obstrucción en un vaso sanguíneo. El bypass restaura la circulación para ayudar a aliviar el dolor, promover la curación y prevenir la amputación de un miembro.

Salvar vidas y extremidades

El equipo de cirugía vascular del GW Hospital usa equipos avanzados para detectar, tratar y prevenir trastornos vasculares que pueden conducir a la pérdida de miembros o resultar en accidentes cerebrovasculares y aneurismas

Centro de Cuidado de Heridas y Preservación de Extremidades de GW

The George Washington University Hospital
900 23rd Street, NW
Piso del vestíbulo
Washington, DC 20037

Teléfono: 202-715-4325
Fax: 202-715-4085

Las citas están disponibles en 48 a 72 horas después del referido. Puede acceder al centro fácilmente desde el hospital; además, se encuentra a pocos pasos de la estación de metro Foggy Bottom.