Programa colorrectal robótico nombrado epicentro

El Programa Colorrectal Robótico del George Washington University Hospital se ha ganado la distinción como Epicentro Colorrectal. Cirujanos de todo el país visitarán el GW Hospital para aprender con Vincent Obias, MD, director de la división de cirugía de colon y rectal. GW Hospital fue el primero en la región en usar el sistema da Vinci para cirugía robótica de colon y recto.

Podcast: Beneficios de la cirugía colorrectal mínimamente invasiva

Vincent Obias, MD, FACS, FASCRS, describe los beneficios de la cirugía colorrectal mínimamente invasiva, que puede incluir menos dolor, menos días en el hospital y un regreso más rápido a las actividades de la vida diaria. También explica qué pacientes podrían no ser candidatos para este método.

Escuchar el podcast

Cirugía colorrectal con el robot da Vinci®

GW Hospital tiene una larga trayectoria en el uso de cirugía robótica. Fue el primer hospital en DC en tener el robot da Vinci y usarlo para cirugías de cáncer de próstata. En 2009, GW Hospital se convirtió en el primero en la región en usar el sistema da Vinci para cirugía robótica de colon y recto.

Durante una colectomía robótica, los cirujanos extirpan las partes cancerosas del colon y el recto así como los tumores benignos y pólipos. Un enroque asistido por robot les proporciona a los cirujanos las herramientas para que conecten con mayor facilidad los dos extremos del colon después de haber extirpado el cáncer. El procedimiento se puede completar con unas incisiones pequeñas, en lugar de la incisión larga que se usa en la cirugía abierta de colon tradicional.

Con la cirugía robótica los cirujanos pueden hacer cirugías complejas de cáncer rectal, que solían ser extremadamente complicadas, de manera mínimamente invasiva. El robot permite una mejor visualización del área de la cirugía a través de ampliación 3D, una mejor destreza para manipular y diseccionar el tejido, y una mayor precisión.

El procedimiento robótico permite a los cirujanos diseccionar cánceres de recto y, a la vez, tener la posibilidad de reducir las lesiones en los nervios. Un estudio reciente ha demostrado que las cirugías que usan asistencia por robot tienen menos probabilidades de requerir la conversión a un procedimiento abierto que los procedimientos colorrectales laparoscópicos. Los beneficios para el paciente pueden incluir:

  • Menos dolor y menos lesiones corporales
  • Menor pérdida de sangre
  • Menor dolor posoperatorio
  • Hospitalización más breve
  • Recuperación y retorno al trabajo más rápidos
  • Cicatrices más pequeñas
  • Una cirugía más precisa