Alcanzar el corazón desde la muñeca

The George Washington University Hospital es uno de unos cuantos centros locales en ofrecer un procedimiento innovador, que podría ser más cómodo para los pacientes, llamado cateterismo cardíaco transradial. Utilizado ampliamente en Europa, Canadá y Asia, el cateterismo cardíaco transradial permite que un cardiólogo intervencionista acceda al corazón de un paciente a través del interior de su muñeca.

¿En qué se diferencia en enfoque transradial?

Durante un cateterismo cardíaco, los médicos habitualmente insertan el catéter en la gran arteria femoral en los glúteos del paciente. En el caso del enfoque transradial, el cardiólogo intervencionista utiliza una arteria más pequeña, llamada la arteria radial, que se encuentra en la muñeca del paciente. Si se encuentra una obstrucción significativa, los médicos también pueden llevar a cabo una angioplastia con acceso radial.

Beneficios potenciales del enfoque transradial

Los pacientes que se someten a un procedimiento utilizando el enfoque transradial (por la muñeca), habitualmente se pueden sentar inmediatamente después del procedimiento y marcharse a casa ese mismo día, mientras que los pacientes que se someten al enfoque femoral (glúteo) deben quedarse en cama durante cuatro horas o más para evitar el sangrado de la arteria femoral y habitualmente deben pasar la noche en el hospital. El enfoque transradial parece ser más cómodo para los pacientes que tienen dificultades para permanecer acostados durante varias horas (incluidos aquellos con dolor de espalda crónico y obesidad). Elimina prácticamente el riesgo de complicaciones por sangrado.

No para todo el mundo

A los pacientes con una enfermedad renal avanzada, que previamente se hayan sometido a una cirugía de bypass de la arteria coronaria o cuyo caso presente complicaciones que requieran catéteres más grandes, podría resultarles más beneficioso el enfoque femoral.

La experiencia de un paciente

William Sanford, de 65 años, estaba trabajando cuando comenzó a experimentar mareos y rigidez en el pecho. Sabiendo que algo no iba bien, le pidió a su compañero que llamase al 9-1-1.

William había pasado casi 10 años trabajando como técnico en una de las áreas del laboratorio de cateterismo cardíaco, donde había prestado asistencia con miles de procedimientos femorales. Así que cuando los médicos del GW Hospital le dijeron a William que necesitaba un cateterismo cardíaco para determinar la causa de su dolor en el pecho, "estaba temiendo el tener que estar acostado durante un largo periodo de tiempo" después. Le sorprendió mucho cuando el médico le comunicó que iba a penetrar a través de la muñeca y que podría sentarse inmediatamente después del procedimiento. Recordando el cateterismo, William lo describió como "algo extremadamente sencillo" y dijo que solo sintió una ligera presión en la muñeca.

GW Hospital en las noticias

Este artículo del Washington Post habla de otro caso de cateterismo cardíaco transradial realizado con éxito en el GW Hospital.

¿Está listo para comenzar?

Para programar una cita, llame a nuestro servicio de referidos al 888-4GW-DOCS.

BUSCAR MÉDICO