El cáncer testicular se origina en los testículos, la glándula sexual masculina que produce las hormonas y el esperma. Los testículos se encuentran dentro del escroto en la base del pene.

Hay tres tipos de cáncer testicular: tumores de células germinales, tumores estromales y cáncer testicular secundario. Según la American Cancer Society, más del 90 por ciento de todos los casos son tumores de células germinales que se desarrollan en las mismas células que producen esperma y se subdividen en seminoma y no seminoma.

Factores de riesgo

  • Descenso incompleto de uno o ambos testículos, incluso si una cirugía modificó el problema en una edad temprana
  • Antecedentes familiares de cáncer testicular
  • Síndrome de Klinefelter, un trastorno que incluye el aumento del tamaño de las mamas, esterilidad, niveles bajos de testosterona y testículos pequeños
  • Desarrollo irregular de los testículos
  • La raza/etnia puede incidir; los caucásicos tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad

Síntomas

Aquellos que sufren de cáncer testicular pueden sufrir una combinación de los siguientes síntomas:

  • Inflamación o bultos sin dolor en uno de los testículos
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Acumulación de fluido en el escroto
  • Dolor o malestar en el escroto o testículo
  • Dolor leve en la espalda baja, el abdomen o la ingle

Detección y diagnóstico

Se suele hacer un examen físico, un análisis de sangre y un ultrasonido.

En una biopsia, se extirpa el testículo en cuestión mediante una cirugía y luego un patólogo lo examina bajo un microscopio. Si el paciente tiene un testículo, el cirujano solo quitará una parte del testículo.

Los médicos usan rayos X, tomografías computarizadas e imágenes por resonancia magnética (IRM) para detectar el crecimiento canceroso tomando imágenes internas del cuerpo.

Opciones de tratamiento

A través de la cirugía se extirpa el testículo o los testículos con cáncer. Los ganglios linfáticos también se pueden extirpar según la etapa y la extensión del cáncer. Con un solo testículo, un hombre todavía puede producir esperma, pero si se extirpan ambos, no podrá hacerlo. Estos pacientes que deseen tener hijos pueden congelar su esperma antes de la cirugía. Los testículos ortopédicos parecen y se sienten como reales y se usan a menudo para evitar la vergüenza que se podría experimentar luego de la cirugía.

Los seminomas son particularmente sensibles a este tipo de tratamiento, que destruye las células cancerosas con rayos X intensos dirigidos específicamente al crecimiento canceroso. En el caso del cáncer testicular, los rayos se emiten siempre desde una máquina fuera del cuerpo que se dirige hacia el abdomen. Los efectos secundarios de la radioterapia incluyen pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos y problemas con la digestión.

La quimioterapia implica tomar medicamentos que destruyen las células de rápido crecimiento, por lo que pueden matar células no cancerosas también. Los efectos secundarios varían según el tipo de medicamento pero, por lo general, se espera pérdida de cabello, náuseas, vómitos, diarrea, pérdida del apetito, llagas en la boca y los labios y una menor resistencia a la infección. Otros efectos secundarios pueden incluir pérdida de audición, daños en el riñón, los nervios, el pulmón y daños en los vasos sanguíneos pequeños.

Pronóstico

Si bien el cáncer testicular es uno de los tipos de cáncer más curables, con un índice de curación que supera el 90 por ciento, si no se controla se extenderá. Primero invadirá y dañará el otro testículo antes de hacer metástasis y extenderse por los ganglios linfáticos a otros órganos, como los pulmones. La detección y el tratamiento tempranos son fundamentales para un resultado favorable.