Logotipo del Instituto de Neurociencias de George Washington

Las migrañas son dolores de cabeza intensos, a veces debilitantes, a menudo acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz, a los ruidos y a los olores. Estos dolores de cabeza a menudo se dan en un lado de la cabeza, pero el dolor puede trasladarse al otro lado de la cabeza o puede ocurrir en ambos lados simultáneamente. Las migrañas implican cambios en las sustancias químicas y los vasos sanguíneos en el cerebro, que provocan señales de dolor que resultan en jaqueca y otros síntomas. Cuanto mayor es la inflamación, más intensa es la migraña.

The GW Medical Faculty Associates

Busque un neurólogo y programe una cita con GW Medical Faculty Associates.

Más información

Factores de riesgo

  • Un historial familiar de migrañas eleva el riesgo de desarrollar migrañas.
  • La probabilidad que tienen las mujeres de desarrollar migrañas es tres veces superior con respecto a los hombres.
  • Las migrañas se inician comúnmente durante la adolescencia o adultez joven.
  • El riesgo aumenta si de padece de depresión, trastorno por ansiedad, asma o epilepsia.

Síntomas

Los síntomas de las migrañas se pueden presentar en varias combinaciones, entre ellas:

  • Dolor de cabeza punzante en un lado de la cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensibilidad a la luz, los ruidos y los olores
  • Dolor de cabeza agravado por actividad física
  • El dolor de cabeza dura entre 4 y 72 horas
  • Puntos en blanco, líneas onduladas, luces parpadeantes (aura)
  • Tener adormecimiento o sensación de "cosquilleo" en la mano izquierda o derecha
  • Pérdida de apetito
  • Mareos
  • Fiebre (poco frecuente)

Desencadenantes

Las migrañas pueden desencadenarse por la alimentación, el estrés y los cambios en la rutina diaria, aunque no se sabe a ciencia cierta cómo o por qué éstos cambios pueden resultar en migrañas.

  • Alimentos que contengan chocolate, glutamato monosódico (MSG), vino tinto y cafeína
  • Dormir demasiado o no lo suficiente
  • Saltarse comidas o ayunar
  • Cambios en la presión atmosférica o barométrica
  • Estrés o emociones intensas
  • Olores fuertes y humo de cigarrillo
  • Luces brillantes o reflejo de la luz solar

Detección y diagnóstico

  • IRM y tomografía computarizada: descartar tumores o hemorragia en el cerebro
  • Punción lumbar: se hace ante la sospecha de otra afección como hemorragia en el cerebro o meningitis
  • Pruebas de hormona tiroidea: determina si los dolores de cabeza son provocados por un mal funcionamiento de la tiroides
  • Velocidad de sedimentación: determina si otra afección está causando inflamación
  • Análisis de nivel de prolactina: determina si existe un problema con la glándula pituitaria que podría estar causando los dolores de cabeza

Opciones de tratamiento

  • Medicamentos abortivos para el dolor de cabeza (aspirina o ibuprofeno, triptanos [agonistas de receptores de serotonina], derivados ergotamínicos, midrin): se usan para detener un ataque de migraña
  • Medicamentos profilácticos para el dolor de cabeza (bloqueadores beta, bloqueadores de canales de calcio, antidepresivos, anticonvulsivos): se usan para prevenir los ataques de migraña
  • Terapias alternativas (acupuntura, biorretroalimentación, técnicas de relajación, matricaria): ayudan a reducir los síntomas y la frecuencia de los dolores de cabeza

Hechos comunes

  • La cefalea sinusal es una enfermedad sobrediagnosticada y las migrañas son infradiagnosticadas.
  • Las píldoras para la cefalea sinusal puede empeorar la migraña.
  • No existe ninguna evidencia de que la sinusitis continua y crónica esté relacionada con dolores de cabeza recurrente; así que estos dolores de cabeza probablemente son migrañas